Pobres en espíritu, pusilánimes no.

Pobres en espíritu, pusilánimes no.

 

 

Me han animado a escribir en este blog y estoy encantado de poder hacerlo. Mi idea es compartir con vosotros un post, de vez en cuando, sobre algún tema que me haya llamado la atención.

Hoy voy a hablar sobre la pobreza de Jesús. Hace no mucho, leí un tweet con una pregunta muy sencilla, pero no fácil de responder: ¿seguro que Jesús era realmente pobre? Tras esta primera pregunta pueden surgir otras tantas, como qué es ser pobre, o qué tipos de pobreza existen. Atendiendo a la pobreza material, he llegado a la conclusión de que Jesús era pobre. Quizá no un pobre como los que vemos en la calle, pero en que Jesús no vivió en la abundancia, coincidimos todos.

 Álvaro González – Seminarista Castrense, Madrid:  Bloguero Católico, deportista, apasionado del mundo ecuestre

 

En el Evangelio podemos leer que tenía una túnica de una sola pieza, pero ¿qué padre o madre de familia numerosa y pobre no tiene reservados para sus hijos un traje para días especiales? También leemos que tenía amigos ricos y “se dejaba caer” por sus casas, de cuando en cuando, para comer con ellos. Es decir: cuando perdiz, perdiz y, cuando penitencia, penitencia. Nos dice San Pablo, en su segunda carta a los de Corinto, que Jesús siendo rico se hizo pobre: vino a este mundo desnudo y de igual forma partió de este. Tampoco es una casualidad que entre los votos de los religiosos y las promesas de los sacerdotes seculares, aparezca la pobreza. Seguir a Jesús en pobreza nos da una libertad tremenda, porque ya no nos poseen cosas, sino que nosotros las poseemos. Y poseyéndolas, estamos desprendidos de ellas. Son muchos los pasajes evangélicos en que Jesús advierte a los ricos de que no se den a las riquezas. Finalmente, haré un pequeño apunte sobre la bienaventuranza: “Bienaventurados los pobres de espíritu, porque suyo es el Reino de los Cielos”.

Los pobres de espíritu, no son pusilánimes, tampoco son amedrentados, ni poca cosa. Los pobres de espíritu son personas que viven con señorío cristiano, que pueden tener o no riquezas materiales, pero que están por encima de ellas. Son personas tremendamente humildes que solo en Dios ponen su confianza.

Católicos por tu Web
hola@catolicosportuweb.com

Jóvenes católicos FREELANCE en publicidad, marketing digital, diseño web, desarrollo de estrategias DE COMUNICACIÓN, historia y audiovisuales.